Dibujo libre en la caracterización del impacto psicológico de la COVID-19 en niños y adolescentes cubanos
RESUMEN
Introducción:

La COVID-19 constituye una enfermedad emergente que por su complejidad sanitaria ha generado significativas modificaciones en el funcionamiento psicológico y social. Como consecuencia de las medidas tomadas para su contención y por las características propias de las etapas del desarrollo ontogenético, los niños y jóvenes han sido uno de los grupos más vulnerables.

Objetivo:

Caracterizar el impacto psicológico que la COVID-19 ha generado en un grupo de niños y adolescentes cubanos.

Método:

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal con metodología cualicuantitativa en el período de mayo a septiembre de 2020. El universo estuvo constituido por los dibujos recibidos en el concurso de creación artística “La COVID-19 en nuestras vidas”, con la técnica de muestreo intencionado se escogieron 31 dibujos enviados por niños y/o adolescentes cubanos. Se empleó la técnica proyectiva “Dibujo libre”, para el análisis de contenido se emplearon los indicadores: contenido, estructura, uso del color, ejecución de la figura humana, representación del nuevo coronavirus y de las medidas de prevención, del aislamiento social y el reflejo de la actividad del personal sanitario.

Resultados:

Se evidenció la presencia de ansiedad, inseguridad, irritabilidad, se reconoce la importancia de cumplir con las medidas preventivas ante el COVID-19, la pertinencia de las acciones de la salud pública cubana y el lugar primordial que ocupa la familia en esta etapa. Se constató la ponderación de los valores unidad y solidaridad.

Conclusiones:

La COVID-19 ha tenido un impacto psicológico negativo en los niños y adolescentes estudiados, con predominio de alteraciones emocionales.

ABSTRACT
Introduction:

COVID-19 constitutes an emerging disease that due to its health complexity has generated significant changes in psychological and social functioning. As a consequence of the measures taken for its containment and due to the characteristics of the ontogenetic development stages, children and young people have been one of the most vulnerable groups.

Objective:

To characterize the psychological impact that COVID-19 has generated in a group of Cuban children and adolescents.

Method:

A descriptive cross-sectional study was carried out with qualitative-quantitative methodology in the period from May to September 2020. The universe was made up of the drawings received in the artistic creation contest "The COVID-19 in our lives", with the technique from intentional sampling, 31 drawings sent by Cuban children and/or adolescents were chosen. The projective technique "Free drawing" was used, for the content analysis the indicators were used: content, structure, use of color, execution of the human figure, representation of the new coronavirus and prevention measures, social isolation and reflection of the activity of health personnel.

Results:

The presence of anxiety, insecurity, irritability was evidenced, the importance of complying with preventive measures against COVID-19 is recognized, the relevance of Cuban public health actions and the essential place that the family occupies in this stage. The weighting of the values unity and solidarity was verified.

Conclusions:

COVID-19 has had a negative psychological impact on the children and adolescents studied, with a predominance of emotional disturbances.

RESUMO
Introdução:

A COVID-19 constitui uma doença emergente que, devido à sua complexidade de saúde, tem gerado alterações significativas no funcionamento psicológico e social, em consequência das medidas tomadas para contê-la; pelas características próprias das etapas do desenvolvimento ontogenético, as crianças e os jovens têm sido um dos grupos mais vulneráveis.

Objetivo:

Caracterizar o impacto psicológico da COVID-19 em crianças e adolescentes cubanos, por meio do desenho livre como técnica projetiva.

Método:

Foi realizado um estudo transversal descritivo com metodologia qualitativo-quantitativa no período de maio a setembro de 2020. O universo foi constituído pelos desenhos recebidos no concurso de criação artística “La COVID-19 en nuestras vidas” (A COVID-19 em nossas vidas), com a amostragem técnica 31 desenhos enviados por crianças e / ou adolescentes cubanos foram escolhidos intencionalmente. Para o processamento da informação, foram analisados os indicadores: conteúdo, estrutura, uso da cor, execução da figura humana; representação da COVID-19, medidas de prevenção, isolamento social e reflexão da atividade do pessoal de saúde.

Resultados:

Foi evidenciada a presença de ansiedade, insegurança, irritabilidade, reconhecida a importância do cumprimento das medidas preventivas contra a COVID-19, a relevância das ações de saúde pública cubana e o lugar primordial que a família ocupa nesta fase, confirma-se a ponderação dos valores da unidade e da solidariedade.

Conclusão:

A técnica de desenho livre é eficaz para caracterizar o impacto psicológico da COVID-19 no grupo de crianças-adolescentes estudado.

Palabras clave:
    • alteraciones emocionales;
    • COVID-19;
    • dibujo libre;
    • impacto psicológico;
    • niñez;
    • adolescencia.
Keywords:
    • emotional alterations;
    • COVID-19;
    • Free drawing;
    • psychological impact;
    • childhood;
    • adolescence.
Palavras-chave:
    • COVID-19;
    • desenho livre;
    • impacto psicológico;
    • infância;
    • adolescência;
    • subjetividade.

Introducción

La COVID-19 constituye una enfermedad emergente diseminada en más de 180 países y declarada como pandemia en el mes marzo del 2020 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La complejidad sanitaria que ha generado ha traído consigo significativas modificaciones en el funcionamiento psicológico y social, a consecuencia de las medidas tomadas para su contención.

Sin lugar a dudas, la pandemia puede ser clasificada como una situación de desastre de origen sanitario. Numerosas organizaciones gubernamentales y científicas llaman la atención sobre el impacto psicológico que pudiera generar en los grupos vulnerables, donde los niños y los adolescentes constituyen una prioridad. (1,2,3

El diccionario español Reverso reconoce el impacto psicológico como sinónimo de conmoción, estremecimiento o efecto profundo que sufre una persona ante un determinado suceso.1

Se conoce que los niños y adolescentes no cuentan con los recursos suficientes para afrontar esta pandemia sin precedentes, debido a las características propias de la etapa del desarrollo ontogenético en que se encuentran, en la que aún está en formación su personalidad. Al decir de Ventura RE4, ante situaciones de desastre, este grupo etario tiene una capacidad de adaptación más dependiente del ambiente y de las personas conocidas y menores posibilidades en relación con la población adulta para comprender lo sucedido. De ahí la importancia de que los adultos a cargo realicen un manejo cuidadoso de la infancia en este contexto.

En tal sentido, un informe presentado por la Organización de Naciones Unidas (ONU)5 alerta sobre múltiples maneras en que la crisis provocada por el coronavirus está afectando a los más pequeños. El aumento de la pobreza repercute en menor accesibilidad a los servicios de salud. Por otro lado, plantea una exacerbación de los problemas de aprendizaje, y según datos ofrecidos por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), para al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo, un total de 463 millones, la educación a distancia no ha existido.6

En este informe también se llama la atención a que, aun cuando la infección por coronavirus en los niños y las niñas ha sido hasta la fecha mucho más leve que en otros grupos de edad, no se debe pasar por alto el elevado impacto psicológico y social que pudieran experimentar por haber perdido trágicamente a un padre, familiar o cuidador por el COVID-19.5

Además, se muestra especial preocupación por los efectos de las medidas de distanciamiento físico y las restricciones de movimiento en la salud mental de los y las menores.5

En un estudio conjunto realizado por una universidad española y otra italiana fue encontrado en los niños y niñas problemas de comportamiento, ansiedad, dificultades para dormir, discusiones familiares, quejas físicas y preocupación por sus familiares, mayor exposición a las pantallas y mayor sedentarismo, más exacerbado en los niños españoles que en los italianos debido a que en España las medidas de restricción fueron más estrictas.7

Al respecto, un estudio sobre los efectos psicológicos del aislamiento físico en niños y adolescentes cubanos muestra que los principales síntomas generados son el exceso de apego a la madre, los horarios de sueño alterados, aumento del voluntarismo, de la conducta rebelde y desafiante, irritación, alteración y llantos frecuentes.8

A demás, en otro estudio cubano se encontró que el mayor número de pacientes que necesitaron los servicios de la consulta de Salud mental infanto-juvenil fueron niños con Antecedentes Patológicos Personales Psiquiátricos donde predominaban los síntomas de ansiedad.9

Los dibujos son empelados para estudiar las problemáticas que acontecen en el período infantil. A propósito, se conoce que los test realizados con dibujos se suelen utilizar en el campo de la psicología como elementos de evaluación y diagnóstico en aspectos sobre la conducta, el estado emocional, las diferentes capacidades o los rasgos de personalidad. (10

El dibujo proyectivo es una de las técnicas psicológicas usadas en el estudio de la subjetividad infantojuvenil ante situaciones de desastres, además de que es una de las actividades lúdicas preferidas en este grupo etario, en múltiples ocasiones se ha empleado para ayudarlos a expresar sus emociones.4,11,12

En Cuba, uno de los máximos exponentes en el empleo de esta técnica es la Dra.C. García Morey A8. La misma propone una serie de indicadores a considerar en el análisis de los dibujos con el objetivo de conocer las actitudes y percepciones sobre una temática determinada.

Lo anterior resalta el valor del dibujo libre en el estudio de las vivencias asociadas al impacto psicológico, es decir el negativo y profundo efecto que han sufrido los niños y adolescentes como consecuencia de la COVID-19 en niños y adolescentes, ello constituye la novedad de este estudio.

Es objetivo de la presente investigación: caracterizar el impacto psicológico que la COVID-19 ha generado en un grupo de niños y adolescentes cubanos.

Método

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal con el empleo de la metodología cualicuantitativa, en el período comprendido de mayo a septiembre del 2020.

El universo estuvo constituido por los 36 dibujos recibidos en el concurso de creación artística online, “La COVID-19 en nuestras vidas”, convocado por la Cátedra HistArtMed de la Universidad de Ciencias Médicas, el Departamento Provincial de Promoción de Salud, el Grupo de Psicología de la Salud y la Dirección Provincial de Educación de Guantánamo.

La muestra se conformó por 31 dibujos, escogidos a través de la técnica de muestreo intencionado, con la condición de haber participado en el concurso y que sus autores fueran cubanos residentes en el país en el momento de realización del mismo.

Se empleó el método fenomenológico para describir la repercusión de la COVID-19 en los niños y adolescentes estudiados a partir de peculiaridades psicológicas evidenciadas en los dibujos de la muestra. También se empleó el método estadístico matemático y se utilizó el cálculo porcentual para cuantificar la información obtenida.

La información fue procesada con la técnica de análisis de contenido, propuesto en la metodología de la Dra.C. García Morey A.8) para la interpretación de los dibujos. Los indicadores analizados se agrupan en las siguientes categorías: contenido, estructura, uso del color y ejecución de la figura humana. Se añadieron otros indicadores de interés en el estudio como fueron: la representación del COVID-19, de las medidas de prevención, del aislamiento social y reflejo de la actividad del personal sanitario.

El análisis cuantitativo se realizó con la contabilización de la frecuencia de aparición de cada indicador en los dibujos y se resumen con el análisis porcentual.

Resultados

En el 100 % de los dibujos recibidos existió correspondencia con el tema orientado para el concurso ¨La COVID-19 en nuestras vidas¨, lo que expresó capacidad para representar la idea planeada o pensada.

Como se muestra en el gráfico 1 predominaron en los autores de los dibujos los de etapa escolar.

Según la distribución por provincias, 28 fueron provenientes de niños y adolescentes guantanameros, 2 dibujos enviados por un mismo adolescente desde La Habana y 1 de la provincia Pinar del Río.

En la distribución de los dibujos estudiados según los indicadores de la Dra. García Morey que se muestra en la tabla 1 existió un predominio de la proporción en el 93,5 %, la fortaleza del trazo de nivel medio en 87 %, tamaño mediano de las representaciones en 83,9 %, los elementos en el aire en el 70, 9 % y el reforzamiento y el buen control muscular en el 58 %.

Indicadores presentes en los dibujos del estudio según metodología de García Morey A

En cuanto al tamaño de las figuras se constató en el 83,9 % de los dibujos que las mismas eran medianas, sin embargo, algunos infantes representaron la imagen del coronavirus con un tamaño mayor al real y aumentado en relación al resto de los elementos del dibujo. (Figura 1, Figura 2, Figura 3).

Por otro lado, en el 58 % de los dibujos se verificó la presencia del reforzamiento, manifestado en colorear o rellenar los elementos sin salirse de los bordes, o solo los contornos.

Con relación al uso del color, alrededor del 16 % de los menores estudiados representaron el frasco de solución desinfectante para las manos con un color inusual (rojo y/o negro), colores que son empleados con frecuencia por sujetos con poco control de los impulsos o con reacciones de adaptación; de acuerdo con García A.12, las aguas generalmente se representan en color azul.

Se une a este resultado la presencia de otros indicadores estructurales como es el caso del empleo de líneas para delimitar el contorno con acumulación de trazos pequeños e inseguros y el movimiento inanimado de estos frascos.

Coronavirus en la vida cotidiana.

Animismo. Imagen del coronavirus con un tamaño mayor al real y aumentado en relación al resto de los elementos del dibujo.

Imagen del coronavirus con un tamaño mayor al real y aumentado en relación al resto de los elementos del dibujo.

En continuidad con esta misma línea de análisis, en otro grupo de dibujos que también suman el 16 %, se representó la idea de permanecer en casa como parte del aislamiento social recomendado para prevenir el contagio del COVID-19, sin embargo, el dibujo que se hace de estas casas mostró indicadores que apuntan a la existencia de posibles conflictos relacionados con el entorno familiar: casas pintadas o reforzadas en colores negro y rojo (Figura 4 y Figura 5).

Temor, ansiedad, inhibición de la respuesta emocional. Existencia de posibles conflictos relacionados con el entorno familiar.

Existencia de posibles conflictos relacionados con el entorno familiar.

Los dibujos mostraron cómo sus autores reconocieron el lugar primordial que ocupa su familia en el mantenimiento de la salud de cada uno de sus miembros, lo que se evidenció en algunos dibujos donde se concibió al período de cuarentena como una posibilidad de compartir actividades de conjunto con cada uno los miembros de forma armónica, favoreciendo la adaptabilidad a esta nueva situación (Figura 6).

Familia en armonía, durante aislamiento social.

El animismo estuvo presente en el 12,8 % de los dibujos, a partir de las representaciones del coronavirus con facciones humanas con expresión de agresividad e irritabilidad. (Ver dibujo 2 y 7).

Fue significativo que el 87 % de la muestra reconoció la importancia de cumplir con las medidas preventivas, lo que se pone de manifiesto a través de la representación gráfica del uso correcto del nasobuco, el lavado frecuente de manos, el uso de soluciones desinfectantes y el aislamiento físico, estimulando a mantenerse en casa. (Ver dibujo 1, 3, 5, Figura 7, Figura 8).

Animismo. Reconocimiento de la importancia de cumplir con las medidas preventivas.

Reconocimiento de la importancia de cumplir con las medidas preventivas.

Por otro lado, estuvo presente el indicador elementos en el aire en al menos el 70 % de los dibujos, siendo más frecuente en la edad escolar, específicamente en niños de 10 años.

Se constató, también, la ponderación de los valores unidad y solidaridad como reflejo de la realidad histórica social en la que se desenvuelve actualmente la humanidad, y que son potenciados por los medios de difusión masiva. Esto habla a favor de la incorporación de valores y elementos de identidad nacional en el proceso de configuración de la personalidad, aún incipiente en estas edades (Figura 9 y Figura 10).

Incorporación de valores y elementos de identidad nacional.

Ponderación de los valores unidad y la solidaridad.

Discusión

Los resultados obtenidos guardan relación con la alerta que hace la ONU sobre el riesgo de que algunos niños sean testigos o sufran violencia y/o abuso mientras las familias están confinadas en el hogar o experimentar estrés y ansiedad intensos a causa del coronavirus.5

La representación de los techos muy altos, algunos reforzados con grafito, así como puertas muy pequeñas con respecto al resto de la casa, son indicadores que han sido encontrados en sujetos que tratan de defenderse de una ¨fantasía¨ fuera de control o que se encuentran muy temerosos o ansiosos, con el deseo de ser protegidos en su propio medio, sin exponerse al peligro.13) Cabe destacar que en las investigaciones revisadas sobre los efectos de la COVID-19 en los menores, la ansiedad y el temor han constituido síntomas comunes.8,9)

En tal sentido, se comparte el criterio de García A, Castellanos R, Álvarez J y Pérez D8, cuando sostienen que (…) cuidar de la infancia de un modo adecuado, durante el aislamiento en casa implica ayudarlos a entender y procesar la situación, acompañar y contener el impacto psicológico propio de esta adversidad, saber responder a las necesidades propias del desarrollo de cada niño y adolescente, así como a sus modos individuales de expresarlo, y mantener una convivencia familiar favorecedora del bienestar psicológico.

Según la metodología que propone la Dra.C. García Morey14, los resultados encontrados pudieran interpretarse del siguiente modo: la prevalencia de la fortaleza del trazo en nivel medio, unido a un control muscular generalmente bueno y solo en menor medida regular, apunta a la presencia de vitalidad y energía para realizar las acciones, se asocia a madurez motora y capacidad de controlar impulsos en la mayor parte de los infantes, lo que está en correspondencia con la etapa ontogenética por la que transitan; lo anterior se convierte en un elemento potenciador de la expresión psicográfica de impacto de la COVID-19 en los menores.

La sobredimensión del tamaño del microorganismo está relacionada con el tratamiento que ha tenido la imagen del mismo en los medios de difusión masiva, en las que se ha naturalizado el hecho de ser un objeto visible para los ojos humanos al emplear las imágenes científicas, resultantes de microscopia de alta resolución; además, se ha producido una síntesis entre la representación del virus y la imagen gráfica de la enfermedad, tal como se refleja en el artículo de Prensa Latina sobre las mejores imágenes científicas del SARS-CoV-2.15

Hay que tener en cuenta, además, que la COVID-19 así representado da elementos sobre la importancia que estos niños le han atribuido al nuevo coronavirus, y la amenaza que para ellos representa, a la luz de los profundos cambios que ha generado en sus rutinas personales, familiares y sociales con la conocida transversalización de cada una de las esferas de la vida cotidiana.

Al respecto Isabel Sánchez Lorenzo y colaboradores plantean que la producción gráfica del niño es resultado de la información que recibe, de la forma que interpreta y comprende esa información y de los vínculos emocionales con sus objetos internos y externos.16

Según Viadel, et al.9, citado por Ortiz Amezcua L. al referirse a los rasgos definitorios del dibujo infantil, explica que se cumplen varios principios, uno de los cuales es el principio de la importancia del tamaño, el mismo regulariza que los elementos más importantes, ya sea desde un punto de vista emocional, funcional o semántico, deben tener un tamaño mayor que los elementos secundarios. Cada figura o elemento que deba ser descrito gráficamente adquirirá el tamaño que su correcta descripción necesite para que pueda ser comprendido con toda claridad.

El reforzamiento colorear o rellenar los elementos sin salirse de los bordes, o solo los contornos, pudieran relacionarse con el respeto a los límites y las normas establecidas, en este caso vinculadas a las medidas de prevención representadas pero, además, pudiera estar indicando inseguridad o ansiedad generada con respecto al coronavirus. En la literatura consultada se plantea que los colores fuertes y marcados se relacionan con sentimientos intensos ya sean positivos o negativos.17

Este resultado, unido a la presencia de otros indicadores estructurales como es el caso del empleo de líneas para delimitar el contorno con acumulación de trazos pequeños e inseguros y el movimiento inanimado de los frascos de las soluciones desinfectantes pudieran estar asociados a la proyección por parte de estos menores de un conflicto ambivalente dado en la comprensión, por un lado, de la importancia de esta medida preventiva para cuidar su salud pero, al mismo tiempo, cierto rechazo hacia la misma.

Este dato alcanza mayor significación al momento de entender al individuo como un ser biopsicosocial portador de una experiencia o vivencia única, que pone de manifiesto la necesidad de contextualizar las medidas de prevención a cada sujeto, de acuerdo con sus características particulares para que garantice una comprensión genuina o una motivación intrínseca positiva ante el cumplimiento de cada una de estas medidas.

En las representaciones del coronavirus con facciones humanas con expresión de agresividad e irritabilidad, los menores pudieran estar proyectando los malestares generados por el coronavirus y el confinamiento. El animismo que se constató en alguna de los dibujos no se considera asociado a un pensamiento mágico, sino a un componente emocional como refiere García Morey A.14

La evaluación del indicador elementos en el aire coincide con lo encontrado por García Morey A.14, quien lo relaciona con la perdurabilidad de esquemas gráficos que se arrastran de etapas anteriores, y que como tendencia disminuyen a los 11 años de edad, tal como es el caso de la mayoría de los escolares de este grupo. Esta es la razón por la que no es considerado un índice de alteración psicológica sino más bien indicios de inmadurez, pues no se encuentran acompañados de otros indicadores como es el caso de los elementos absurdos y la distribución ilógica de elementos.

Por tanto, el desarrollo que se aprecia en la mayoría de los dibujos constituye un salto cualitativo en la madurez alcanzada por este grupo de infantes, lo que se expresa en el equilibrio emocional según García Morey A.14 y de esta misma forma se constata en los trabajos revisados; proyectando equilibrio emocional, capacidad de expresión de las ideas, organización perceptual y planeamiento de lo que desea representar, mostrando armonía en la representación gráfica.

Sin embargo, en los resultados prevalece el sentido de la situación estresante que vivencian con la pandemia de la COVID-19. En tal sentido, los datos aportados por los indicadores analizados reflejan la presencia de inseguridad, irritabilidad, necesidad de apoyo, temor y ansiedad asociada al tema.

Esta pandemia constituye una emergencia sanitaria a nivel global y es necesario subrayar que niños y adolescentes son un grupo vulnerable; ellos están expuestos a los graves efectos físicos, emocionales y psicológicos producto del confinamiento prolongado, y a través de las representaciones gráficas de sus dibujos se reflejan las ideas y mensajes que quieren transmitir desde la subjetividad de cada uno de los participantes, lo que coincide con otros estudios realizados en Cuba.18

El estudio permitió describir síntomas emocionales como respuesta adaptativa ante una situación de marcado estrés como lo es la pandemia, donde se evidenció la presencia de ansiedad, inseguridad, irritabilidad y necesidad de apoyo. Igual resultado se obtuvo por Prieto Medel C., quien ha puesto en marcha la iniciativa “Dibujos Confinados”, con el objetivo de ayudar a los más pequeños a exteriorizar lo que ven, escuchan o piensan durante el confinamiento.19

De forma general, en la mayoría de los dibujos se reconoce el lugar primordial que para sus autores tiene la familia ante esta situación, lo que fue constatado también en el estudio sobre el impacto del confinamiento en los menores, realizado por García Morey y col.8

En el grupo estudiado el impacto emocional de la COVID-19 está presente a pesar de que en los momentos de realización del estudio la provincia tenía una baja incidencia de personas diagnosticadas con la COVID-19. Quizás por ello la expresión de las alteraciones es más sutil que en otras investigaciones realizadas en otras partes del país.

Se recomienda, por tanto, incluir en próximas investigaciones de similar corte el empleo de otras técnicas proyectivas que permitan obtener mayor información que tributen a una idea más completa del impacto de la COVID-19 en la población infanto-juvenil. De esta forma, los hallazgos resultantes del estudio pudieran ser empleados en futuras intervenciones terapéuticas y educativas sobre el tema.

Los autores de esta investigación consideran que constituyen limitaciones de este estudio la manera en que fueron recogidos los dibujos a través de la participación en el concurso online, que se realizó durante la fase epidemiológica de transmisión autóctona limitada, lo que genera: falta de la certeza de que los participantes en el estudio, tuvieran a su alcance una paleta de colores necesarios que permitan tener fiabilidad de la selección o preferencia cromática en el momento de realización de los dibujos; además e imposibilitó la aplicación de la observación o la entrevista retest y la de sus familiares, propuesta por la Dra.C. García Morey para el completamiento del análisis. No se descarta la posibilidad de que alguno de los niños o adolescentes haya recibido la ayuda de adultos en la confección del dibujo.

Conclusiones

La COVID-19 ha tenido un impacto psicológico negativo en los niños y adolescentes estudiados, con predominio de afectaciones en la esfera emocional. Las familias deben ser asesoradas de modo que se potencie el cumplimiento de sus funciones básicas y así minimizar el desfavorable efecto de la pandemia en la subjetividad infantil.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 22/02/2021
  • » Aceptado: 12/05/2021
  • » Publicado : 30/05/2021

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Añadir comentario

Copyright (c) 2021 Gaceta Médica Estudiantil

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.